Entrenamiento personal vs clases colectivas

Readaptación deportiva

Readaptación deportiva

Entrenamiento personal vs clases colectivas

Cuando decidimos iniciar un programa de entrenamiento nos planteamos la posibilidad de escoger a un entrenador personal o integrarnos en una clase colectiva.

Si tu objetivo en el gimnasio es el de perder peso o mejorar tu salud, la combinación de clases donde se trabaja la fuerza muscular con otras de base aeróbica es la clave para conseguir tus objetivos. Tanto con el entrenamiento personal como con nuestras clases de SMART adaptaremos tu trabajo día a día. No hace falta que realices todos los días la misma clase: prueba cosas distintas para dar estímulos diferentes a tu cuerpo y evitar el estancamiento.

A continuación te explicamos las diferencias que pueden ayudarte a elegir entre ambas:

ENTRENAMIENTO PERSONAL INDIVIDUAL

Health coach
  • Concentración: En un entreno personal individual, la concentración es mucho mayor.  El entrenador te ayudará a centrarte en la correcta ejecución de los ejercicios con las indicaciones necesarias. Con este tipo de entreno evitas las distracciones más habituales, como el tiempo perdido al cambiar de ejercicio, mirar cómo un compañero realiza los ejercicios en un circuito, las risas, etc.
  • Motivación: En este caso, si el entrenador hace un buen trabajo, la motivación debe ser la misma que en una clase grupal. Un entrenador debe ser un excelente motivador, compañero y, en el 80% de los casos, amigo y confidente.
  • Ejecución: A la hora de ejecutar los ejercicios, siempre será más efectivo si entrenas en solitario. El entrenador estará pendiente de ti en todo momento y de que realices los ejercicios correctamente. Si estás con más compañeros, será más difícil que los ojos y mente del trainer solo estén focalizados en ti.
  • Progreso: Si tienes una buena estructura de sesión y buena metodología, los objetivos se consiguen, tanto si es en clase individual como colectiva. En definitiva, lo fundamental es tener un buen método de entrenamiento. En nuestro, por ejemplo, tenemos marcado el límite de alumnos de entrenamiento grupal personalizado en un máximo de 5 personas.

ENTRENAMIENTO GRUPAL

En cuanto al entrenamiento grupal, podemos destacar las siguientes diferencias:

  • Concentración: La concentración en clase grupal la marcará siempre el entrenador. Éste mantendrá en todo momento a los alumnos focalizados en conseguir sus objetivos. Es nuestro trabajo y nuestro deber que así sea. Está en juego la salud de las personas y no podemos permitir ningún despiste, ni por parte del alumno ni por la nuestra. La mente es el arma más poderosa que tenemos para lograr las metas establecidas desde un principio.
  • Motivación: En algunos casos, en este apartado puede salir ganando el entreno grupal. Hay algunas personas a las que no les gusta  entrenar con nadie alrededor que les pueda distraer. En cambio, hay muchísimas otras a las que el sentimiento de equipo, el apoyarse unos a otros, retarse, darse ánimos cuando se flaquea y poder comentar al final de la sesión cómo ha ido el entrenamiento, les ayuda mucho a motivarse.
  • Ejecución: Como ya hemos comentado, la supervisión en el entreno grupal es más compleja. Varios alumnos trabajando a la vez en una misma sala no supone un problema, pero dos ojos no pueden estar en dos sitios a la vez. De cualquier forma siempre se va a supervisar que la técnica sea correcta.
  • Progreso: Debe ser el mismo en los dos casos. Si no lo es, es que algo estamos haciendo mal, tanto el entrenador como los alumnos. No se trata tan solo de crear buenos ejercicios, sino que la clave es tener una buena metodología que englobe muchos aspectos. Se trata de ejecución, dieta, horas de entreno, horas de descanso, tiempo entre comida y comida, etc.

Consejos finales

Aquellos casos en los que se tiene “una voluntad de hierro y quieres conseguir objetivos a corto plazo, entrena en solitario. Pero si te cuesta ir al gimnasio y no tienes la fuerza de voluntad necesaria para ir solo, rodéate de gente y busca un equipo. Las dos son buenas, las dos son válidas y las dos son efectivas, si el trabajo está bien hecho. Es cuestión de elegir lo que mejor se adapta a tu forma de vida”.

Lo que más cuesta es empezar y luego tener constancia. Elige cual de las dos formas te ayudará más.

Cerrar