Por qué entrenar la fuerza

Facebooktwittergoogle_plus

Por qué entrenar la fuerza

En los últimos años el entrenamiento de alta intensidad y baja densidad (descansos muy largos en los que nos recuperamos) se ha popularizado mucho a causa de la larga lista de beneficios que ofrece trabajar así.

Este entrenamiento es aquel que se realiza en rangos de entre 1 y 5 repeticiones, generalmente llevando a cabo descansos de entre 3 y 5 minutos, en función de la intensidad con la que estemos trabajando. Conforme mayor sea la intensidad a la que trabajamos, más largos tendrán que ser los descansos.

Ayuda a prevenir lesiones

Al contrario de lo que se cree, entrenar la fuerza nos permite a prevenir lesiones ya que mejora la resistencia de las articulaciones y los tendones. Además nos ayuda a mejorar la postura, ya que los músculos encargados de estabilizarnos se desarrollan en gran medida y esto les ayuda a cumplir su función.

entrenamiento HIIT

Reduce la presión sanguínea

En aquellas personas que sufren de hipertensión el entrenamiento de fuerza puede ser muy beneficioso, ya que al aumentar la fuerza con la que late nuestro corazón, este tendrá que latir menos veces para bombear el mismo volumen de sangre.

Mantiene tus huesos más fuertes

Se ha visto que tras el entrenamiento de fuerza el músculo libera unas sustancias llamadas miocinas. Estas miocinas son proteínas que regulan las funciones que realizan otras células.

En concreto, algunas miocinas liberadas tras llevar a cabo entrenamientos de fuerza son capaces de influir sobre la mineralización del hueso, haciéndonos menos propensos a sufrir osteopatías como la osteoporosis o la osteomalacia.

entrenar piernas

Mejora la sensibilidad a la insulina en el músculo

La insulina es una hormona que hace descender la concentración de azúcar (glucosa) en sangre. Las personas obesas generalmente sufren diabetes de tipo 2 ya que tienen una gran resistencia a la insulina o esta insulina es incapaz de llevar a cabo su función, por lo que el páncreas, que es quien libera esta hormona, debe trabajar excesivamente.

El entrenamiento de fuerza, sin embargo, mejora en gran medida la sensibilidad a la insulina en el músculo, por lo que con bajas concentraciones de insulina ya seremos capaces de disminuir el azúcar en sangre y seremos menos propensos a sufrir diabetes de tipo 2.

Aumenta la cantidad de testosterona

El entrenamiento de fuerza tiene un impacto muy alto sobre la testosterona. Esta es una hormona anabólica que promueve la síntesis proteica, es decir, que a la larga nos beneficiará si queremos crear una cantidad mayor de masa muscular.

el powerlifting y la cetosis

Conclusión

El entrenamiento de fuerza no solo tiene efectos relativos a nuestro tejido muscular como la prevención de lesiones, el aumento de la testosterona o la mejora de la sensibilidad a la insulina, sino que otros tejidos también se ven beneficiados a causa de este tipo de entrenamiento.

Si estás interesado en mejorar tu salud y quieres que te ayudemos a programar tu entrenamiento de fuerza de forma eficaz y efectiva solo tienes que consultar los servicios que ofrecemos. Estaremos encantados de ayudarte.

Si de todos modos antes quieres seguir consultando por qué deberías darle una oportunidad a este método de entrenamiento, puedes echarle un vistazo a este vídeo.

Un saludo,

Guille Andreu Robles

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Datos de contacto

C/ Sidney-00, 3, 46900 Torrent, Valencia
Teléfono: (+34) 667 721 326
Email:
contacto@equilibriumpts.com
Síguenos

Facebook

Twitter

Instagram

Centro recomendado por: