Cómo evitar los dolores tras el ejercicio

Facebooktwittergoogle_plus

Cómo evitar los dolores tras el ejercicio

Son muchas las ocasiones en las que, tras acabar una sesión de entrenamiento, sufrimos todo tipo de problemas, desde el típico dolor muscular hasta migrañas que pueden resultarnos especialmente molestas. Afortunadamente, prevenir este tipo de problemas es algo muy sencillo si sabemos cómo hacerlo.

Dolor de cabeza

Es muy probable que muchos corredores que se precien hayan experimentado dolor de cabeza durante o después de sus entrenamientos. Se cree que estas molestias pueden deberse a que al correr los vasos sanguíneos se dilatan, incluyendo los de la cabeza. Estos problemas además se pueden acentuar si sufrimos deshidratación.

A la hora de entrenar al aire libre, la deshidratación es un factor muy importante que debemos tener en cuenta. Si el entrenamiento que vas a realizar es corto (menos de una hora aproximadamente), la temperatura es suave y hemos bebido lo suficiente antes de comenzar, no necesitaremos hidratarnos mientras corremos.

Si por el contrario entrenamos en un día caluroso o nuestro entrenamiento va a prolongarse, es muy probable que necesitemos una bebida isotónica que nos ayude a reponer los electrolitos que perdemos por medio de la sudoración.

Otra de las causas del dolor de cabeza puede ser que cuando entrenamos nuestro azúcar en sangre baja, por lo que quizá te interese utilizar un gel de carbohidratos durante el entrenamiento o consumir alimentos con hidratos de rápida absorción como las frutas un rato antes de entrenar. Una larga y relajante ducha también puede contribuir a evitar los problemas.

dolor de cabeza

Problemas digestivos

En ocasiones es posible que el estómago se siga contrayendo tras una parada repentina en el ejercicio, como puede ocurrir en caso de cruzar la línea de meta en una carrera. Esto puede provocar náuseas o incluso vómitos, por lo que el enfriamiento y la vuelta a la calma tras el ejercicio es una parte fundamental para una buena recuperación.

Al igual que ocurre con el dolor de cabeza, las náuseas pueden ser fruto de la deshidratación, por tanto, este es un factor que debemos evitar a toda costa.

La comida previa al entrenamiento también es algo a tener muy en cuenta. Para prevenir molestias lo idóneo sería comer al menos una hora antes de ejercitarnos, a menos de que lo que comamos se trate de alimentos sencillos de digerir como la fruta.

problemas digestivos

Cansancio

Aunque el ejercicio puede suponer mejoras en cuanto a nuestra energía y vitalidad, el efecto puede ser justo el contrario si utilizamos toda nuestra energía demasiado rápido, porque no seremos tan eficientes a la hora de recuperarnos. El descanso no es importante únicamente en el periodo entre series, sino también a lo largo de la semana, ya que hay músculos más grandes que necesitan una cantidad de reposo mayor.

Puede sonar monótono, pero tal y como ocurre con los otros problemas, debemos ser conscientes de nuestra hidratación y reserva de energía durante el entrenamiento. Esta energía depende en gran medida de la alimentación y de las horas de sueño.

cansancio

Mareos

Al entrenar nuestro corazón bombea sangre hasta los músculos a gran velocidad. Una vez paramos de entrenar, el corazón reduce la velocidad de los latidos y la fuerza de bombeo aunque los vasos sanguíneos se encuentren dilatados. Esto puede provocar que la presión sanguínea caiga y podamos sentir mareos o incluso llegar a desmayarnos.

Para evitar estos mareos debemos reducir de forma gradual nuestras pulsaciones, y la forma efectiva de hacerlo es enfriando tras el entrenamiento. Si nuestro azúcar en sangre cae también podemos llegar a sentir este tipo de problemas, por lo que los geles o los chicles pueden ayudar si nuestro entrenamiento es prolongado.

En caso de que estos síntomas continúen o se agraven quizá deberías consultar a un médico, disminuir la intensidad del ejercicio o incluso recurrir a una analítica de sangre para comprobar que tus niveles de vitaminas sean los adecuados.

mareos

Conclusión

Estirar, enfriar y nutrirte e hidratarte correctamente es algo muy sencillo y tiene más importancia de la que parece. Empieza a incorporar estas técnicas y notarás cómo los problemas disminuyen y la calidad de tus actividades aumenta.

Si quieres saber más, consulta a nuestros monitores en nuestro local.

Un saludo,

Guille Andreu Robles.

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Datos de contacto

C/ Sidney-00, 3, 46900 Torrent, Valencia
Teléfono: (+34) 667 721 326
Email:
contacto@equilibriumpts.com
Síguenos

Facebook

Twitter

Instagram

Por favor, introduce un token de acceso en la página de configuración del plugin Instagram Feed.

Centro recomendado por: